Evolución de desarrollo de apps

Desarrollo de apps

Las aplicaciones o apps en nuestro celular ya son casi el “pan nuestro de cada día” y es que gracias a ellas podemos realizar tareas o actividades muchísimo más fácil. Sin embargo, el desarrollo de apps móviles no es algo tan sencillo, como pudiéramos imaginar. El origen de su creación se originó en el desarrollo de software más tradicional, pero lo que se diferencia de una móvil es que ésta última tiene que ser adaptado al sistema de un dispositivo móvil en particular. Una de las aplicaciones más comunes con las que cuenta un celular es el de juegos, la cual no solo pudo haber sido creada para entretener sino para que el acelerómetro de tu teléfono celular funcione mejor.

 

En los primeros años en el que se empezaron a usar las aplicaciones móviles, la única manera de garantizar su óptimo rendimiento era al desarrollarla de forma nativa para un dispositivo en particular. Esto significaba que, por lo rudimentario que aún era su manejo, se tenía casi casi que escribir el código necesario en el móvil para que el procesador lo pudiera activar de manera adecuada. Actualmente, gracias al desarrollo de apps, las aplicaciones ya suelen ser adquiridas de manera independiente en el celular.

 

Evolución de aplicaciones web progresivas

 

Recientemente, una app puede ejecutarse en múltiples plataformas o sistemas operativos (iOS o Android) a diferencia de años anteriores en las que solo existían aplicaciones para cada modelo de teléfono celular. Es por ello que cada dispositivo tenía que contar con su propio proyecto de desarrollo de apps móviles y código base.

 

Ahora, las herramientas para el desarrollo de apps utilizan lenguajes mucho más comunes, como JavaScript, para que pueda ser compartida entre otros proyectos. Esto permite a los desarrolladores a usar una base de código para iOS, Android y web progresivas (PWA) -que se comporta como si fuera una aplicación móvil-.

 

Los PWA son diseñados para aprovechar las características nativas de los dispositivos móviles sin que sea necesario que el usuario visite alguna tienda de aplicaciones, adquiera o descargue software. En lugar de ello, un PWA puede ser ubicado dentro de un buscador y acceder a él de manera inmediata. Al igual que como sucede con los videos de YouTube, el contenido de PWA se descarga progresivamente, esto le brinda al usuario una mejor experiencia dentro de un sitio web tradicional con diseño responsivo. Estas aplicaciones web progresivas también son denominadas apps móviles instantáneas.

 

 

¿Cuánto cuesta el desarrollo de apps?

 

El costo de las aplicaciones se determina en gran medida por las características, la complejidad y la plataforma.

Aquellas apps con servidores de fondo casi siempre cuestan más. Sin embargo, los costos obviamente varían. También existe una diferencia significativa en el precio al elegir contratar a un profesional independiente, un equipo de desarrollo offshore o una agencia dedicada a ello. De manera similar, tener una aplicación que requiera un servidor de back-end o API integradas en comparación con una que sea completamente independiente puede diferir el valor drásticamente.

 

Muchas de las nuevas empresas digitales están enfocadas exclusivas o fuertemente en aplicaciones. Si bien los puntos de datos de VC son para “grandes ideas”, estos tipos de presupuestos son relevantes para abordar la pregunta del costo.

 

En segundo lugar, hay que resaltar los costos conocidos o el financiamiento real recaudado para aplicaciones bien conocidas o compañías enfocadas en aplicaciones. Esto sirve para hacer un comparativo de precios con lo que nos lleguen a ofrecer.